Despedida “veteranos” del Consejo de Infancia y Adolescencia de Avilés.

15 de junio de 2016.

En la biblioteca del edificio de Servicios Sociales de la calle Galiana de Avilés, una vez al mes se reunían algunos supuestamente buenos estudiantes de unos 16 centros educativos, allá por el año 2010, con una periodicidad mensual.

Como eran buenos estudiantes escuchaban bien lo que aquel monitor les decía o por lo menos no hacían apenas ruido. Miraban cada papel que se les entregaba como si del documento más importante se tratara.

No sé cuánto entendían de todo aquello que les pasaba por escrito o les decía (que si el Consejo de la Infancia y Adolescencia; que si el Reglamento del Consejo; que si la Convención de Derechos del Niño; que si el derecho a expresar su opinión…), pero la actitud de aquellos niños y niñas era algo así como: “Estamos aterrizando, pero estamos en ello”.

Siempre tuve curiosidad por saber qué entendían o como recibían todo aquello.

No hace mucho tiempo uno de aquellos primeros participantes me contaba la anécdota del “teléfono móvil”. Una dinámica de creatividad que les hice el primer día que nos reunimos en Galiana. Decía que había ido a la reunión del Consejo no sabía muy bien por qué, pero que le habían gustado o parecido bien algunas de las cosas que les conté, y el ejercicio de pasarse el teléfono móvil unos a otros “convirtiéndolo” con imaginación en otras cosas. “Bueno”, pensó, “no está mal esto”.

 

Nunca sabremos muy bien lo que movió a estos chicos y chicas a aparecer por las reuniones de trabajo del Consejo, ni qué cosa, qué persona, qué momento les hizo conectarse, subirse a esa ola, y sobre todo seguir en ella durante años.

El caso es que han pasado seis años desde que Marina García, Marina González, José Ángel Botana y Luis Cortina, fueran pioneros y pusieran en marcha el Consejo de Infancia y Adolescencia. Y dos años después se incorporarían Carla Allende y Daniel Sánchez, con tanta energía y dedicación que también parece que llevaran seis años con nosotros o incluso más.

 

Hoy ya no resulta raro y poco comprensible hablar de Derechos de la Infancia, de Consejos ciudadanos varios, de medidas o actuaciones de planes de infancia, del programa Erasmus + y de intercambios europeos, de programas, proyectos, planificaciones, de encuestas, de negociaciones… Son temas bien comprendidos y manejados por estos chicos y chicas, que han hecho que este vocabulario y este conocimiento especializado, que este tipo de actividades y decisiones que tanto les conciernen, sean verdaderamente suyos y estén a su alcance y al de los demás niños, niñas y adolescentes de la ciudad, pudiendo así decidir e influir en todos ellos, haciendo realidad plena y no de “falsete”, sus derechos de participación.

 

En 2006 se aprobaba el I Plan Municipal de Infancia y Adolescencia de Avilés, sin la participación de los niños y niñas, pero teniendo ésta como principal objetivo. No se sabía aún como conseguirla, como hacerla posible.

En 2016 despedimos de este Consejo de Infancia y Adolescencia a 6 de las personas que la han hecho realidad, no sólo para ellos sino para otros muchos niños y niñas, que aunque no lo lleguen a saber nunca, os deberán a vosotros/as en gran medida que, lo hasta hace poco tiempo increíble, insólito e inimaginable de sus derechos se haya hecho posible, normal y cotidiano.

 

Hoy ya no miran un papel extrañados como aterrizando, hoy son ellos los que escriben los documentos que leen otros chicos y chicas e incluso adultos (Carta a Obama, II Plan de Infancia, decálogo del buen gobierno, manifiesto contra la pobreza, encuesta sobre Derechos de la Infancia…)

Hoy no escuchan extrañados las palabras de un tío que los pone a inventar con un móvil. Hoy son ellos/as quienes proponen e inventan lo que van a hacer: diseñan una noche del terror para los más pequeños, o preparan su propio programa de radio, elaboran la charla que impartirán para el Aula Municipal por los Derechos de la Infancia, o ayudan a otros niños y niñas a ponerse en marcha con esto de la Participación Infantil, o enseñan a personas mayores a manejar el móvil o hacen arte en la calle…

Hoy no escuchan hablar de sus derechos. Los ejercen, los defienden, los enseñan a otros niños, niñas y adolescentes. También a adultos.

Y también enseñan día a día a aquel monitor que un día pretendió ponerse en movimiento con ellos/as por sus derechos.

Creo que el ayuntamiento de Avilés acertó de lleno al apostar por la participación infantil. Creo que aquello que decíais cuando eras niños/as de Primaria, “que la participación infantil sirve para mejorar Avilés”, es completamente cierto; que la ciudad es mejor con vuestra colaboración; sorprendente y gratamente mejor para todos/as, especialmente para los niños/as.

Como magos/as de los derechos y la participación nos habéis enseñado a quienes creíamos saber algo de esto, que todo estaba por hacer, por construir, por inventar; que sólo por escrito los derechos no bastan; que les hay que dar vida, movimiento. Y lo habéis hecho.

“Estamos aterrizando, pero estamos en ello” parecía que decíais allá por el año 2010.

Nos habéis hecho aterrizar también a los demás. Y no sólo en Avilés sino en muchos otros lugares, los derechos de la infancia cobran sentido/s, tomando tantas formas de hacerse realidad, que incluso quienes pensábamos que sabíamos algo de este asunto, tenemos la sensación de estar descubriéndolo todo ahora con y junto a vosotros/as.

Muchas muchas gracias. Os echaremos infinitamente de menos.

Ojalá que podáis seguir creciendo y aportando vuestro riquísimo quehacer en derechos y participación a esta ciudad.

 

Con cariño y gratitud, para Carla, Luis, Marina I, Marina II, Dani y José Ángel.

ATENCIÓN “CONSEJER@S”

Se suspende excursión a la playa  o actividad alternativa del sábado 25 de junio debido a la ausencia de muchos niños y niñas para esas fechas.

Se aplaza visita a escuelas 0-3 años de los de secundaria hasta concretar fechas con las escuelas.

Seguiremos informando

Saludos  y que paséis un estupendo verano que OS LO MERECEIS

HISTORIA DE LA E.F

Dentro de las acciones de calle recogidas en nuestro plan de infancia , los alumnos y alumnas del colegio San Fernando realizaron un interesante montaje sobre la historia de la Educación física , que por culpa de la lluvia acabó siendo “acción de interior”, pero igual de interesante